A pesar que todavía no ha sido necesario abrir el albergue de Nosara por las lluvias generadas por el impacto indirecto del Huracán Iota, ya el refugio está con todo listo, en caso de que se ordene  evacuar a personas afectadas. 

Según el coordinador del albergue, Andrés Fernández, ya en el redondel de Nosara están listas las  nuevas colchonetas, los paquetes de comida y los protocolos de prevención de Covid-19, por si amerita abrir el refugio. 

Fernández comentó que se requieren voluntarios que estén disponibles durante la tarde y la noche, para que puedan ayudar si fuera necesario abrir el redondel. Si usted desea colaborar, puede unirse a este chat en donde se coordinan a los voluntarios: https://chat.whatsapp.com/HU2Zjm0a63jG1tNqGLC0fB

Hoy, durante la edición meridiana de Telenoticias Canal 7, el director del Instituto Meteorológico Nacional, Welner Stolz, explicó que se espera que el Iota ingrese en horas de la noche al Caribe Norte de Nicaragua, por lo que esto impactaría de manera indirecta a la provincia de Guanacaste. 

Stolz detalló que un huracán categoría 5, como es Iota, tendrá efectos catastróficos en los países de Nicaragua y Honduras, al mismo tiempo, que se podrían generar inundaciones en el Pacífico Norte de Costa Rica. 

Durante la tarde y noche, de este lunes,  se anticipan lluvias y aguaceros fuertes en todas las regiones del Pacífico, con acumulados entre 40-80 mm. En el Valle Central, Zona Norte y montañas del Caribe se prevén lluvias y aguaceros aislados con montos entre 20-40 mm.

Stolz explicó que debido al cambio climático, la región de Centroamérica está sufriendo cada vez más este tipo huracanes durante el mes de noviembre. Otto azotó la región en el 2016, Nate en el 2017 y, ahora, Eta y Iota en el 2020.

Por su parte, el Banco de Alimentos de Nosara continúa entregando paquetes de comida y ropa a las familias que se afectaron por las inundaciones provocadas por el impacto indirecto de Eta, la semana anterior.  Hasta este momento, ya se han entregado más de 200 paquetes.