En la Asociación Cívica de Nosara queremos que todos podamos comprender de qué trata el reglamento de construcciones, su diferencia con el plan regulador, las razones del por qué ahora la Municipalidad de Nicoya está demandada en este proceso y cómo en la Asociación Cívica de Nosara estamos ayudando en la defensa legal. 

Por eso, acá les compartimos siete preguntas que le ayudarán a entender el caso:

1. ¿Qué es el reglamento de construcciones?

Es una herramienta municipal que se aprobó en febrero del 2020 y tiene como objetivo regular y controlar el otorgamiento de permisos de construcción para aquellas personas que quieran construir en la zona de amortiguamiento del Refugio Nacional de Vida Silvestre Ostional. Este reglamento no es retroactivo, por lo tanto, solo se aplicará para quienes soliciten permisos de construcción después de febrero de este año.

2 . ¿En dónde aplica el reglamento?

Esta normativa rige para las propiedades que son parte del área de amortiguamiento. Esta zona es delimitada por el SINAC y, en el caso del refugio de Ostional, está directamente relacionada con los acuíferos que existen en Nosara. Por eso, se determinó un área de amortiguamiento de 5 km del límite del Refugio hacia el continente. Destinos como playa Guiones y Pelada, están incluidos dentro de ese perímetro.

3. ¿El reglamento es lo mismo que un plan regulador?

No. Un plan regulador es una herramienta de ordenamiento territorial mucho más amplia e integral. Actualmente, hay una comisión conformada por funcionarios municipales, miembros del concejo y miembros de la comunidad trabajando en la elaboración del plan regulador; sin embargo, por su complejidad, su aprobación podría tardar varios años más. Ante la vulnerabilidad del refugio, la Municipalidad aprobó el reglamento que tendrá vigencia hasta que se apruebe el plan regulador.

De acuerdo con el Código Municipal, las Municipalidades están en la potestad de diseñar y aprobar reglamentos. Por ejemplo, la Municipalidad de Nandayure tiene un reglamento para el área de amortiguamiento del Refugio Camaronal y la Municipalidad de Santa Cruz tiene otro  para el área de amortiguamiento del Parque Nacional Marino las Baulas.

4. ¿Qué cambia ahora con el reglamento y por qué?

1- La cobertura de construcción. La Municipalidad de Nicoya no le podrá otorgar el permiso de construcción a aquellos que quieran construir más del 50% del área del lote, en toda la zona de amortiguamiento.

¿Por qué? Esta medida garantiza la infiltración de las aguas de lluvia en el suelo para asegurar la recarga de los acuíferos y considera la disponibilidad de espacio para la instalación de los sistemas sépticos. Además promueve la conectividad de las especies de fauna. 

2-  La altura de las edificaciones. La altura máxima para la construcción en zonas de impacto directo (primer kilómetro) es de 9 metros. La altura máxima en zonas de impacto indirecto es de 12 metros.

¿Por qué? Las alturas se establecen considerando la visibilidad de las luces de las construcciones desde la costa, de tal forma que las luces de las construcciones no afecten la orientación de las tortugas que anidan en el Refugio. Se establecen alturas diferentes según la cercanía con la costa y la orientación de las pendientes en que se pueden desarrollar construcciones.  

3- La  iluminación. El diseño de las construcciones debe contemplar que las luces externas no sean directamente visibles desde la playa. Además, los bombillos exteriores deben ser de bajo voltaje (no más de 50 watts en caso de ser incandescentes y menos de 8 watts si son de LED).

¿Por qué? Es una medida complementaria a la altura. Evita que la contaminación lumínica afecte al desove de las tortugas.

4- El tratamiento de aguas. Todas las construcciones deben contar con sistemas de tratamientos de aguas residuales. Se prohíben los tanques sépticos de alcantarilla artesanal.

¿Por qué? El buen manejo de las aguas residuales reduce el riesgo de contaminar los mantos acuíferos. 

5- ¿Por qué hay un proceso judicial contra el reglamento?

Todos los ciudadanos tienen derecho de ejercer acciones legales si consideran que están violando sus derechos. Tras la entrada en vigencia de la nueva norma, el 21 de abril, la sociedad JBR Capital Ventures presentó una demanda ante el Tribunal Contencioso Administrativo en contra de la Municipalidad de Nicoya, ya que asegura que el reglamento presenta una serie de irregularidades.

Como medida cautelar, JBR está pidiendo al Tribunal Contencioso que suspenda la aplicación del reglamento, hasta que no se resuelva el fondo del proceso.

6- ¿Qué está pasando en el Tribunal Contencioso y cuánto va a durar?

Al ser una entidad privada (JBR) demandando a un órgano del Estado (Municipalidad de Nicoya) se abre un proceso contencioso administrativo. En este momento, ambas partes presentaron sus argumentos ante el Tribunal. En un periodo aproximado de dos a tres semanas, el Tribunal deberá resolver si acepta o no las medidas cautelares pedidas por JBR. Luego, el tribunal solicitará una audiencia para determinar cuáles son las pruebas que se utilizarán con base durante todo el proceso legal. Esta audiencia podría realizarse en seis meses. Luego de eso se pasará a la fase de juicio, en donde la sentencia podría demorar hasta un año.

7- ¿Por qué la NCA está defendiendo el reglamento?

Debido a la vulnerabilidad de Refugio, la NCA consideró riesgoso que el reglamento se deje de aplicar y se causen daños irreversibles. Gracias a la ayuda financiera de los miembros de la asociación, la NCA está costeando una coadyuvancia legal, lo que permite contribuir en los argumentos de la defensa ante el Tribunal Contencioso.

 

Los cambios no frenan el desarrollo en Nosara, solo buscan conservar la naturaleza y orientarnos hacia la sostenibilidad. ¡Sí al reglamento!

#NosaraSomosTodos