Llegar al lindo pueblito de Nosara
Y no comerse un ceviche donde Arepa
Parece una cosa rara
Ya esta que el mundo lo sepa.

Esto es un ejemplo de la poesía de Arepa. Si alguna vez has comprado gasolina en la bomba o tornillos en la ferretería, sin duda has visto a Arepa al lado de su camión y bajo su pabellón con letrero “Arepa Ceviche.” Es probable que el propietario se encuentre conversando con sus clientes e invitando a los transeúntes a probar su ceviche – dichas por algunos como la mejor en Nosara.

¿La historia del propietario? “Mi historia es tan grande que se necesitarían varios días para contársela.”
Sin embargo, empecemos…

“Soy José López, conocido de Arepa. Soy de Atenas de Alajuela. Tengo 67 años, y llevo 44 años en Nosara.”
Cuando llegó a Guanacaste, vió que la comida tradicional eran rosquillas y tanelas. En cambio, la comida típica de Alajuela, es la arepa de harina, huevo, leche…etc.

“En Flamingo, yo hacía las arepas, y me pusieron el nombre de Arepa. Después me trasladé a Tamarindo y finalmente llegué a Nosara.”

“Yo era uno de los principiantes construyendo casas para los extranjeros en el Proyecto Americano,” dijo. José construyó casas aquí por casi 35 años.

También trabajó como taxista. Algunos dicen que en esos días, cuando conducía por Guiones, gritaba “Gringos Locos.” ¿Es cierto?

“Si, pero son mis amigos. ¡Pero algunos sí son locos!”

Luego trabajó unos años en Miami haciendo remodelaciones. Al regresar a Nosara, “me retiré de la construcción y opté por hacer ceviche con una receta única para seguir viviendo. Es única y totalmente personal. Duré casi un año para darle el toque final.”

“Hace 8 o 9 años , empecé a vender mi ceviche en la Bomba. Y ahora los ciudadanos de más de 45 países han comido mi ceviche.”

Los horarios de Arepa Ceviche son de la 10:30 a 5 de la tarde. Sin embargo, si llegás a las 3 p.m., es probable que el ceviche del día ya se haya acabado. Mejor llegate antes de las 2, aconseja Arepa. Seguro que vas a encontrar otros clientes y vas a pasar un buen rato.

A Arepa le gusta cantar todo tipo de música. En 2008, mientras vivía en Miami, ganó su primer premio cantando en el festival de “Sábado Gigante”. Canto “Ni Se Compra Ni Se Vende.” De fijo Arepa te canta si se lo pedís.

¿Y qué más? “Hago mi propia poesía,” dijo, y durante esta entrevista escribió dos poemas. El primero, “Verso”, lo podés leer al inicio de este articulo. El segundo se llama “Bomba”:

Las mujeres de Nosara
Cuando se van a bañar
Lo primero que se lavan
Son los pies para bailar.

Entonces, cuando vayás a comer ceviche donde Arepa, tal vez te cante o declame un poco de su poesía, y tal vez hasta baile con vos.