Amigos de Costa Rica, el Guanacaste Fund y Steve Mack

Los residentes de Nosara merecidamente son conocidos por su generosidad. Hacen donaciones a organizaciones que luchan contra la pobreza, apoyan la educación, protegen la vida silvestre, playas y parques, incentivan el reciclaje y financian otras causas cuando surgen necesidades.

La publicación de blog de la semana pasada destacó a la organización Friends of Nosara, el mecanismo creado por Mike y Alice Olsen para recibir y distribuir estas donaciones a las organizaciones locales asociadas www.nosaracivicassociation.com/es/blog-2/. Friends of Nosara ahora solicita a sus contribuyentes que envíen sus donaciones por medio de Amigos de Costa Rica que proporciona los mismos beneficios de deducción en impuestos. Para los donantes no hay mucha diferencia pero las organizaciones asociadas se están involucrando en un emocionante experimento.

Ellos son parte del Guanacaste Community Fund (GCF), un nuevo concepto para Costa Rica. El fondo es una fundación comunitaria que, de acuerdo a el co-fundador y director Steve Mack, “crea alianzas e intercambios entre organizaciones, dándoles oportunidades para compartir experiencias. Activamente recaudamos fondos y nos involucramos con las comunidades a nivel fundamental.”

Los Fondos Comunitarios también administran Fondos Asesorados de Donantes (FADs) por medio de los cuales un donante y el GCF trabajan en conjunto para identificar – o en algunos casos desarrollar – proyectos u organizaciones que trabajan en áreas de interés para el donante. En la región de Nosara, FADs han sido creados dentro del GCF por el Harmony Hotel, Blue Spirit, Susan Worth y Ed Reilly, y Wes Light y Diana Bell. “Por medio de una fundación comunitaria, la gente puede tener un gran impacto sobre temas que son importantes para ellos sin tener que dedicar su tiempo y esfuerzo en investigación y supervisión. Para eso estamos nosotros,” concluye Mack.

Para desarrollar el fondo, Mack se apoyó en su considerable experiencia con la filantropía. El empezó a trabajar con la Fundación Costa Rica-USA (CRUSA) en 1998 cuando trabajó en una campaña que con el tiempo recaudó más de $18 millones para la conservación de la biodiversidad en la Península de Osa. Además de su trabajo con CRUSA, Mack también trabajó con varios grupos costarricenses de conservación e incluso fue editor del Tico Times brevemente.

Apromover crecimiento económico y social saludable creció. A la misma vez creció su aprecio por el fuerte espíritu de voluntariado y servicio de los Ticos en juntas directivas de escuelas, iglesias, gobiernos locales y ASADAS (juntas directivas comunitarias que administran el agua).

“Estuve trabajando con ASADAs por un año y medio y me impresionó todo lo que pueden lograr con muy poco,” dice el. Mack agrega que “solo un poco de dinero enfocado en la manera correcta puede tener un gran impacto. La mayoría de estas organizaciones ha descubierto cómo invertir su dinero de la manera correcta.”

Steve también descubrió que ellos podrían aprovechar ayuda adicional. En el 2011, con el apoyo de la junta directiva de CRUSA, el escribió una propuesta para un proyecto piloto y esto se convirtió en el GCF. CRUSA proporcionó el capital inicial y continuó su apoyo y el fondo complementa por medio de recaudación de fondos de otras fuentes. CRUSA también otorga su estátus de deducción de impuestos para donantes en Costa Rica.

Siguiendo su recomendación y tomando en cuenta el alto nivel de pobreza y los problemas sociales que existen con ella y requieren asistencia a un nivel local, CRUSA escogió ubicar el fondo en Guanacaste. Además, muchos grupos locales están trabajando para combatir la degradación ambiental y establecer buenas prácticas de conservación de agua. Muchos de los residentes inmigrantes de Guanacaste conocen bien las fundaciones comunitarias y un alto número de inversionistas a lo largo de la costa forman un grande reserva de donantes potenciales.

Debido a la gran cantidad de organizaciones locales y la generosidad de sus residentes Nosara fue la clara opción para ubicar las oficinas centrales de GCF y el se mudó aquí en el 2014 para iniciar el fondo. Debe quedar claro que las oficinas centrales y su residencia son la misma. El GCF tiene un empleado de tiempo completo, Geraldine Carmona, que también trabaja desde su casa en Santa Cruz.

Tres años después y el modelo está funcionando. “Hemos financiado más de 60 proyectos, operado por 40 organizaciones a través de Guanacaste.”

“Además de dar becas y recaudar fondos, nuestro otro propósito es fortalecer organizaciones comunitarias. Estamos facilitando acceso a fondos públicos y agencias de cooperación,” dice Mack.

Específicamente el ha estado desarrollando proyectos colaborativos a nivel regional del los cuales el mejor ejemplo es la iniciativa del Corredor Biológico del Río Nosara. Mack atribuye al NCA como un socio extremadamente importante, especialmente en el Corredor Biológico. “Juntos con el Refugio Ostional, la NCA está haciendo la función de pilar en un extremo del corredor ya que ayudan a
coordinar la iniciativa y administran los fondos.”

Mack tiene buena experiencia para manejar una organización como GCF, con sus raíces bilaterales. El nació en Honduras, pasó sus primeros ocho años en Puerto Rico y después su familia se mudó a Florida permanentemente. A pesar de esto, durante la universidad Mack vino a Limón a hacer un voluntariado y en ese momento supo que volvería a Costa Rica cuando surgiera una oportunidad. Poco después de pasar el exámen de abogados en Florida el conoció a unos abogados costarricenses que deseaban iniciar una organización no gubernamental para desarrollar leyes ambientales aquí.

Apostando a que “era la idea correcta en el momento correcto,” el vino a Costa Rica por un período de pruba de seis meses y después se quedó. Durante la siguente década el ayudó a establecer el Centro de Derecho Ambiental y de los Recursos Naturales (CEDARENA) y después trabajó en varios proyectos de conservación, desarrollando propuestas y recaudando fondos. Entonces CRUSA lo llamó.

Ahora Mack está contento de tener la oportunidad de compartir su experiencia con otros que están interesados en fundar fondos similares. A causa del éxito de GCF y ya que el concepto todavía es nuevo, hay otras organizaciones en otras partes del país que están cada vez más interesadas en los éxitos y retos.

Para obtener más información sobre GCF y para hacer donaciones, visite http://guanacastefund.org.