Gracias al esfuerzo conjunto de  la comunidad de Nosara, la Municipalidad de Nicoya y la Asociación Cívica de Nosara, el Tribunal Contencioso Administrativo rechazó una medida cautelar que pretendía suspender el reglamento para el otorgamiento de permisos de construcción en la zona de amortiguamiento del Refugio Nacional de Vida Silvestre Ostional. 

Esta resolución respalda el interés de la Municipalidad de Nicoya y de la Asociación Cívica de Nosara, por proteger el recurso natural de Nosara y procurar un desarrollo de la mano con la naturaleza. 

La respuesta del Tribunal se da luego de que el 21 de abril del 2020, la sociedad JBR Capital Ventures presentó una demanda ante el Tribunal Contencioso Administrativo en contra de la Municipalidad de Nicoya, ya que aseguraba que el reglamento de construcciones presentaba una serie de irregularidades. Como medida cautelar, JBR estaba pidiendo al Tribunal Contencioso que suspendiera la aplicación del reglamento, hasta que no se resuelva el fondo del proceso.

Aunque todavía el Tribunal no ha resuelto el caso por completo, descartó en todos sus extremos la posibilidad de suspender el reglamento. Compartimos textualmente un fragmento de la respuesta que emitió el tribunal el pasado 22 de marzo. 

“Se ha ponderado que el interés corporativo de la empresa actora, no puede menoscabar el interés público que implica la protección a las especies de flora y fauna del Refugio Ostional, en este particular se debe atender al principio precautorio en materia ambiental o indubio pro natura, para impedir la posible degradación de un corredor biológico de diversas especies de fauna”.

¿Por qué es importante el reglamento?

Tras el esfuerzo de la comunidad y la Asociación Cívica de Nosara, en febrero del 2020, la Municipalidad de Nicoya aprobó un reglamento que tiene como objetivo asegurarse que los nuevos permisos de construccion, para la zona de amortiguamiento del Refugio Nacional de Vida Silvestre Ostional,  tomen en consideracion la fragilidad de sus ecosistemas.

Esta normativa rige para las propiedades que son parte del área de amortiguamiento. Esta zona es delimitada por el SINAC y, en el caso del refugio de Ostional, está directamente relacionada con los acuíferos que existen en Nosara. Por eso, se determinó un área de amortiguamiento de 5 km del límite del Refugio hacia el continente. Las comunidades de Guiones y Pelada, están incluidas dentro de ese perímetro. 

El reglamento establece límites de la altura de las construcciones, permite construir en una cobertura hasta del 50% de la propiedad, exige sistemas de tratamientos de aguas y además controla la iluminación. Todos estas nuevas regulaciones, procuran proteger el impacto de las construcciones sobre la naturaleza, la biodiversidad y los mantos acuíferos. 

Debido a la vulnerabilidad de Refugio, la Asociación Cívica de Nosara consideró riesgoso que el reglamento se dejara de aplicar  y que  se causaran daños irreversibles mientras los tribunales deciden el fondo de la demanda. Es por eso, que en junio del 2020 la NCA inició la campaña #NosaraSomosTodos en donde se invitaba a la comunidad de Nosara a firmar una petición para respaldar el reglamento y también para apoyar económicamente en la defensa legal. 

Gracias a la ayuda financiera de los miembros de la asociación y donantes voluntarios, la NCA está constituida en el proceso legal como coadyuvante pasivo, para apoyar a la Municipalidad de Nicoya y dar los insumos necesarios que validan la importancia de este reglamento y el riesgo en que se incurriría si no se protege el patrimonio natural de Nosara.